Home Translated Articles Centrando a tu Caballo con Buck Brannaman

Centrando a tu Caballo con Buck Brannaman

Publicado por BUCK BRANNAMAN el 20 de septiembre de 2002
Spanish translation by Carlos Mancera Esquivel

Lo que estoy buscando cuando monto un caballo de cualquier nivel, ya sea un potro o un caballo experimentado, es que permanezca centrado debajo de mi. Cuando estoy montando, dibujo un rectángulo imaginario alrededor de mi caballo; hay una línea enfrente de su nariz, una en cada uno de sus costados y otra más detrás de su cola.  

En un caballo joven las líneas del rectángulo podrían estar a 5 pies de sus costados y en ambos extremos (frente y detrás). En un caballo experimentado las líneas podrían estar justo en la punta de nariz, a centímetros de mis estribos y justo detrás de sus posteriores. Una de las cosas que estoy tratando de lograr al montar es tener a mi caballo exactamente en el centro del rectángulo.

Ser capaz de dirigir los cuatro miembros de mi caballo, recogerlo con sentir suave o ‘soft feel’y el ceder a la pierna entre otras cosas, me dan la habilidad de hacer pequeños ajustes cuando mi caballo se carga hacia un lado del rectángulo, y así llevarlo de nuevo al centro.

eh07centeringjump

Centrando a un Caballo Joven

De manera especial, un potro va a estar centrado sólo por pequeños momentos. Puede que yo esté demasiado ocupado corrigiendo y alineando las cosas con un potro, pero me aseguro de que cuando él encuentra ese sitio, yo me tranquilizo tanto como me sea posible. Mi caballo puede sentir eso, y quizá en un principio puede que no tenga mucho significado, pero ya que mi tranquilidad y paz le hacen sentir muy bien, le empezará a hacer sentido lo que él necesita hacer para que yo esté quieto, y entonces buscará estar en el centro del rectángulo.

Tu caballo realmente quiere estar en paz contigo, pero si tú no le muestras dónde necesita estar, sólo vas a estar moviéndote por todos lados y él no encontrará cómo estar entre las riendas y tus piernas.

La semana pasada estaba siguiendo ganado con uno de mis potros, e incluso cuando estoy galopando y siguiendo ganado estoy consciente en qué parte dentro de mi rectángulo está mi caballo. Si él está empujando hacia mi mano, está avanzando hacia la línea enfrente de él, así que puede que yo lo detenga y lo haga evaluar su ritmo. Si estoy trabajando mis pies con la rienda suelta y él no responde a mi pierna, eso significa que está acercándose a esa línea detrás de él y yo necesito hacer más para moverlo. Si se carga hacia la izquierda o derecha con ambos miembros, usaré un ceder a la pierna para llevarlo de nuevo al centro para que vaya recto. Si él se mueve en diagonal hacia una esquina de su cuerpo o si sus miembros anteriores o posteriores se desvían hacia un lado, yo puedo utilizar mis piernas y mis riendas con mi habilidad para mover sus cuatro miembros para llevarlo de nuevo al centro.

Cuando mi caballo llega al centro, yo me tranquilizo y estoy en paz mientras el permanezca ahí. Puede que no sea mucho tiempo y en breve tenga que estar corrigiendo de nuevo, pero trato de hacerlo de una manera de no molestarlo y meterme con él, sólo soy consciente de dónde está él y trato de dirigirlo hacia donde necesita estar. Tu rectángulo siempre va contigo, así que no importa que vayas en un círculo, también hay un centro.

eh07centeringcanteringAcortando tus Líneas
A manera de que mis caballos progresan, empiezo a llevar las líneas imaginarias más cerca de su cuerpo. Yo espero que él que cada vez se desvíe menos del centro, pero la clave para que él sea más confiable es mi sentido oportuno o‘timing.’Si tienes mal timing y tu caballo se desvía de tus líneas imaginarias y no te das cuenta hasta que estás del otro lado de la arena, es demasiado tarde. Haz perdido la oportunidad.

Todo el tiempo que estés montando necesitas tener en mente esta idea de dónde está el centro para tu caballo. Se consciente de todo su cuerpo. Esto es lo que estoy pensando mientras monto y jamás dejo de pensar en ello.

También tienes que ser cuidadoso en cómo es tu presentación y tu forma para llevarlo de nuevo al centro. Si corriges demasiado o no sueltas a tiempo, te irás más allá del centro y ahora estarás en la línea del otro lado. Hay una cierta cantidad de desvío asociada al timing, así que tienes que detener tu corrección antes de que él llegue al centro, para que así termine en el sitio correcto. Si te excedes siempre en tus correcciones lo tendrás rebotando entre esas líneas y entonces tendrás un caballo muy confundido.

Tuba es un caballo Purasangre que inicié para Lee y Melanie Taylor. Con él fue muy difícil esto, pues es un caballo súper atlético y me mantenía demasiado ocupado todo el tiempo tratando de mantenerlo centrado. No salté con él para nada hasta que regresé a dar una clínica en Memphis. Para mi sexta clase de salto con Melanie ya estábamos saltando oxers a 4 pies de altura y 6 pies de separación, porque estaba centrado antes de pedirle que saltara. Fue muy divertido porque estaba tan adiestrado que yo podía apuntarlo hacia el obstáculo y no había duda en él para ir; él estaba justo ahí, me tomé el tiempo para tenerlo así de sensible. He dado clínicas en él, he lazado y herrado ganado con él, me he tomado el tiempo para prepararlo.

TiedOffJinetes Opresivos

Con mis caballos continuamente estoy corrigiendo y soltando. No puedes mantenerlos en el centro. He realizado clínicas por más de 20 años, así que mis observaciones están basadas en hechos; los caballos menos centrados con los que he tenido contacto son caballos de Dressage. (No piensen que estoy criticando al Dressage, porque cuando es realizado de manera correcta por alguien habilidoso es algo hermoso y no hay nada mejor que ello.) Hablo acerca del jinete que no permite que su caballo encuentre el centro y elija estar ahí; hablo de aquel que confina a su caballo y trata de mantenerlo en el sitio correcto. Sus caballos pasan de la línea de enfrente y si es un jinete lo suficientemente opresivo pasan entonces hasta la línea de atrás y hace que su caballo ya no responda a la pierna. Esto puede pasar con cualquier caballo, en cualquier tipo de arreos cuando se tiene un jinete opresivo.

Cuando los jinetes se meten en problemas es cuando no le dan suficiente espacio a su caballo para encontrar el centro. Ellos fuerzan a que su caballo lo encuentre al ser opresivos en su manera de montar. Piensan que pueden forzar al caballo hacia el centro y después mantenerlo ahí. Pero el caballo tiene que buscarlo, no puedes hacer que permanezca ahí. No importa que montura tenga el caballo, es lo mismo. Organizar al caballo y en el sitio es lo mismo no importa lo que estés haciendo.

Siempre hay Esperanza

Algunas veces la gente me pregunta acerca de su caballo y qué haría yo si el caballo fuera mío. Yo les digo que yo montaría su caballo como si fuera mi caballo hasta que pareciera mi caballo. No hago ninguna otra cosa diferente. Si tienes un caballo grande de edad, pero que le hace falta algo del kínder, regresa y hazlo bien. La edad es irrelevante. Quizá le tome un poco más de tiempo aprender porque tiene otras cosas de su pasado que tiene que sobrepasar, pero cambiará mucho más rápido de lo que mucha gente puede.

Una vez que haz visto ‘horsemanship de calidad y haz sido expuesto a cosas que tú puedes realizar para ayudar a un caballo a ser confiable y seguro ¿por qué no hacerlas? No importa la edad de tu caballo, vas a tratar de ofrecerle lo mejor que tú puedas, Si realizas ajustes a lo que haces, él también se ajustará; los caballos tienen una capacidad increíble de hacer cambios. Siempre hay esperanza.

SHARE
Previous articleEvidence-Based Horsemanship Seminars
Next articleQuality Control
Buck Brannaman

Buck Brannaman is a phenomenal cowboy and clinician travels the country conducting clinics. His skill in the saddle and with a rope is matched only by his ability to teach safe and effective horsemanship to riders of all ability levels. He has authored the books Groundwork and The Faraway Horses, and has produced many horsemanship videos. Learn more: www.brannaman.com